Comunicación corporativa

Cosquillas en el ojo

Eso que no sabes por qué pero te ha llamado la atención. Te has fijado, lo has leído y te paras un momento. La información que entra por la percepción, le pasa el mensaje al cerebro y luego las neuronas ya se encargan de debatir si compran o no.

Es el poder de la comunicación, y teniendo en cuenta que nunca en la historia de la humanidad nos hemos comunicado tanto, tiene su mérito. Ya no sólo es destacar en el barullo, es también saber qué decir, el momento más apropiado, a quién realmente le interesa, en la forma conveniente, en el canal perfecto.

Nos encanta la comunicación, en todas sus formas y variantes. Buscar la voz de tu empresa, de tu marca y andar por ahí con tu target, haciéndole cosquillas en el ojo.

 

Ahora resulta que tenemos que contarte lo que ya sabes sobre las cookies y comentarte que las usamos propias y de terceros. Y tú debes pulsar ACEPTAR para que desaparezca este molesto mensaje.

ACEPTAR
Aviso de cookies